http://revistacentrozaragoza.com

Enseñando educación vial a los más pequeños

En la actualidad es fácil encontrar recursos de gran utilidad que pueden favorecer el proceso de enseñanza y aprendizaje de contenidos de educación vial, de aplicación tanto dentro como fuera del aula. Estos contenidos pueden ser desarrollados en diferentes entornos y ayudan a educadores y padres a transmitir los fundamentos de seguridad vial más básicos de forma sencilla y divertida.

 

Cuentos.

Leer un cuento va mucho más allá de entretener a los más pequeños. Se trata, entre otros muchos beneficios de los que ni siquiera es consciente quien cuenta una historia, de estimular el lenguaje, potenciar la imaginación, contribuir a diferenciar lo bueno y lo malo e identificar emociones. A ello hay que sumar los beneficios que aportan los cuentos para crear unos lazos más fuertes entre los niños y el narrador.
La transmisión de valores al relatar un cuento puede dirigirse hacia la educación vial. Resulta muy útil hacer partícipe al pequeño público de las consecuencias que pueden derivarse de actuar de forma incorrecta en la calle, adaptando el relato y la forma de exponer tales consecuencias, evidentemente, a la capacidad comprensiva de los oyentes.

Juegos.

Es fácil encontrar en cualquier librería cuentos que colorear o sobre los que adherir pegatinas, o en internet innumerables documentos listos para imprimir que pueden ser recortados o pintados por los más pequeños. Otros documentos, ideados para edades más avanzadas, permiten que el niño señale cuáles son los comportamientos correctos seguidos por quienes aparecen en las viñetas.
Podríamos incluir en la categoría de juegos las visitas que pueden realizarse a los parques infantiles de tráfico que normalmente gestionan los ayuntamientos a través de sus policías municipales. Durante estas visitas guiadas los niños se turnan para hacer de peatones, conducir bicicletas y karts. Estas visitas son percibidas por los niños como una actividad extraordinariamente divertida, a la vez que se refuerzan sus conocimientos cobran conciencia de la importancia de la seguridad vial.
En realidad cualquier elemento puede ser una excusa para pasar tiempo con los más pequeños, que estos desarrollen su imaginación y que comprendan la importancia de conocer y respetar una serie de límites.

Fuente: http://revistacentrozaragoza.com