El cazador se hace viejo

El cambio de hábito en los jóvenes ocasiona una caída “preocupante” en los cazadores federados

La Federación de Caza es la que más licencias deportivas ha perdido en los últimos cinco años. De las 66 evaluadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la actividad cinegética cuenta con 67.000 licencias menos que en 2010, llegando a las 333.000 el año pasado, según el último Anuario de Estadísticas Deportivas. Las causas varían entre los federados y los animalistas, pero hay un factor en el que todos coinciden: La población cazadora envejece y se debilita el relevo generacional.

La caza continúa siendo la tercera federación que más licencias tiene en España (tras el fútbol y el baloncesto), pero desde 2009 cuenta con pérdidas anuales. “El titular es que hay menos cazadores que antes”, afirma Óscar Beltrán, director gerente de la Oficina Nacional de la Caza. Están al tanto de la disminución de licencias y la atribuyen principalmente a un despoblamiento de los pueblos. “Cada vez hay más migración hacia la ciudad o fuera del país, lo que produce un abandono del cuidado del hábitat donde viven las especies de caza menor, por eso ahora se ven tantos conejos y perdices en Madrid y Barcelona”.

Luis Fernando Villanueva, presidente de la Asociación de Propietarios Rurales (APROCA), reconoce que la caída en las cifras de federados son “preocupantes”. No solo en los últimos cinco años, si no en las últimas tres décadas. “Los jóvenes tienen otro tipo de alicientes, casi todos los que somos hijos de cazadores acompañábamos a nuestros padres y eso se ha ido perdiendo”. Con el fin de cambiar la percepción en los menores respecto a la caza, que “generalmente ven la figura del cazador denostada”, dice Villanueva, ha lanzado la Fundación Artemisan. A través de estudios quiere lograr que los niños “entiendan que el cazador es necesario para conservar el medio ambiente”.

La crisis económica, que afecta principalmente a los jóvenes, también ha influido en la baja de federados según Beltrán: “Ahora prefieren ir de botellón que de cacería, es más barato”. José María Mancheño, presidente de la Federación de Andalucía, la más grande de España, concuerda con que la crisis ha sido una de las responsables de que los jóvenes no se inscriban, particularmente en Cádiz y Huelva. “Falta un empuje más fuerte en el relevo generacional”, dice Mancheño, quien agrega que sigue habiendo jóvenes federados de todas formas, “pero ni con la intensidad ni el número que nos gustaría”.

Para Theo Oberhuber, coordinadora de Ecologistas en Acción, la razón más que económica, recae en que “los jóvenes tienen otras aficiones menos violentas y les importa más el medioambiente”. Oberhuber menciona al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) como una de las fuentes de su argumento. La última encuesta del centro donde se preguntó a la gente si estaban a favor o en contra de la caza es de 1995, donde el 42% estaba “más bien a favor” y el 43%, “más bien en contra”.

Otro factor a considerar en la tendencia a la baja, es que cada Comunidad Autónoma requiere un tipo distinto. Por ende, un solo cazador puede significar tres licencias: Cataluña, Valencia y Castilla-La Mancha, por ejemplo. “Con la crisis puede que hayan renovado solo una”, supone Beltrán. Para Oberhuber la crisis es una excusa, “si un cazador salía antes 10 veces, ahora lo hace tres, pero sigue manteniendo su licencia aunque sea para salir un día”.

Los valores

Ecologistas en Acción no tiene un movimiento contra la caza. “El tema taurino tiene mucha más coordinación”, asegura Oberhuber, quien agrega que la caza está muriendo “casi por si sola”. El presidente de la Federación de Andalucía explica que la cinegética es un hecho natural en las zonas rurales y que si cambia el pensamiento, ocurrirá solo en las grandes ciudades: “La caza ha evolucionado muchísimo los últimos 15 años, es una herramienta de gestión y conservación”.

La tenencia de armas para cazar también ha sufrido un impacto. Las licencias que amparan la caza menor —escopetas— han disminuido 24% en los últimos cinco años según cifras de la Guardia Civil. Sin embargo, las de caza mayor — rifles— han aumentado un 10%.

Los valores de las licencias de caza no han variado y por entre 20 y 30 euros al año dependiendo de la Comunidad, se puede acceder a los servicios técnicos, jurídicos y las competiciones. Pero la licencia no es lo único que hay que financiar. Álvaro Resi, que trabaja desde 2004 como gestor de cotos en monterías en Extremadura y Castilla y León, confirma que se ven menos jóvenes. “A los que no tienen un trabajo o unos ingresos estables les cuestan mucho más poder acceder”. Resi estima que un cazador “novato” necesita invertir unos 1.500 euros para su primera cacería: El rifle, los cartuchos, el permiso y pagar la jornada de caza, que puede oscilar entre 50 y 3.000 euros. “Si vas hoy a una cacería, la gente joven que ves es porque o alguien lo ha invitado o lo han dejado tirar en un momento puntual, pero no que se dedique exclusivamente”.

 

Fuente: El País

Los cazadores gallegos muestran su preocupación y malestar por la situación actual de la caza

Más de un centenar de representantes de Sociedades de Caza gallegas se reunieron ayer en Lobios (Ourense) a iniciativa de APROCA-Noroeste y la Mesa Gallega por la Caza para abordar la situación de la caza en Galicia. El Restaurante Lusitano fue la sede escogida para la celebración de esta Jornada de Gestión Cinegética que levantó gran expectación entre los responsables de los Tecores gallegos.

Los cazadores gallegos muestran su preocupación y malestar por la situación actual de la caza

Temas de máxima actualidad relacionados con la actividad cinegética fueron abordados por el más de un centenar de asistentes en una jornada fluida donde lo más importante era recoger las inquietudes y problemas de todos y cada uno de los allí presentes, que participaron con sus propuestas en la conclusiones finales.

Muy pronto, como era previsible, se puso sobre la mesa la delicada situación que atraviesan en estos momentos en casi todo el territorio gallego las poblaciones de caza menor, las cuales se ven afectadas tanto por el abandono del campo, como por las enfermedades, predación y otros factores que diezman sus poblaciones día tras día.

Preocupación, inquietud e incluso sensación de impotencia y desesperación fueron el denominador común de las intervenciones de los asistentes al comprobar, año tras año, que todo el esfuerzo económico, material y humano que realizan las sociedades de caza para intentan favorecer la recuperación de las especies de caza menor no da los frutos esperados.

El primer gran reto de la Jornada, secundado por unanimidad de todos los asistentes, quedó enmarcado en la necesidad de exigir a la Administración Gallega la puesta en marcha de un proyecto de recuperación de la caza menor en Galicia.

La demanda más apremiante fue la exigencia de un proyecto serio, riguroso, avalado por informes científicos que sirva de guión para todas las actuaciones relacionadas con la recuperación de las poblaciones, tanto de conejo como de perdiz en Galicia. Ni qué decir tiene que dicho proyecto debe ser dotado, por parte de la Administración, de todos los medios tanto materiales como económicos para su correcto desarrollo y ejecución.

De continuar esta situación de abandono al colectivo de cazadores los representantes de las Sociedades de caza, barajan muy seriamente la posibilidad de establecer nuevas medidas de presión para que sus demandas sean recogidas.

Diversas medidas vinculadas con una mejor gestión de las poblaciones de caza mayor tambien fueron recogidas a propuesta de los asistentes en la redacción de un documento resumen de la Jornada, para trasladar a todas aquellos que, a juicio del colectivo, debe con carácter urgente asumir responsabilidades e intentar resolver esta delicada situación.

Desde la organización de la Jornada se adquirió el firme compromiso de hacer partícipes de esta nueva iniciativa en defensa de la caza en Galicia, liderada por Aproca Noroeste y la Mesa Gallega por la Caza, a todos los cazadores de Galicia, por lo que ambas asociaciones seguirán recogiendo las sugerencias e inquietudes de los Tecores del resto de provincias para trasladar sus propuestas a las administraciones competentes y exigirles que tomen medidas con carácter urgente encaminadas a mejorar la caza en Galicia.

Fonte: Club de Caza

Los jabalíes causan ya diez accidentes al día en las carreteras de Galicia

La Xunta ensaya con orina sintética de lobo como repelente de estos animales en varios tramos de la red autonómica

El jabalí se ha convertido en una amenaza para el tráfico en Galicia. Solo el año pasado se han producido alrededor de 3.500 accidentes en las carreteras gallegas (diez al día), una cifra que ha ido aumentando progresivamente en los últimos años. Galicia es, después de Castilla y León, la comunidad con más siniestros causados por estos animales salvajes. Los atropellos de jabalíes representan un tercio de todos los accidentes que se producen en la comunidad. El problema es grave. Lo demuestra este dato: solo en la red de carreteras dependientes de la Xunta, las más afectadas por el jabalí en Galicia, se han contabilizado 5.800 accidentes en los últimos diez años.

La lucha contra la expansión del jabalí y su entrada masiva en las carreteras no es fácil. Las Administraciones titulares de las vías han reforzado las vallas de protección en los tramos más complicados, pero los expertos saben que el jabalí es tozudo y sus rutas son difíciles de variar. Técnicos de la Consellería de Infraestruturas están probando orina sintética de lobo como repelente del jabalí. Las pruebas se están realizando en carreteras de la provincia de Lugo, las más afectadas por la invasión de esta especie salvaje. La orina de lobo como repelente se está utilizando en combinación con feromona de jabalí, una sustancia atrayente que se esparce en zonas de paso de fauna para desviar al animal hacia esas vías seguras.

La superpoblación de esta especie está causando numerosos problemas en fincas y cultivos. Al caer la noche, el jabalí inicia sus desplazamientos en busca de comida. Destroza cosechas y se aproxima a zonas urbanas en las que sorprende a una población poco acostumbrada a verlo tan cerca. Causa grandes daños, pero nada comparable a los que puede provocar en las carreteras. La irrupción inesperada de un animal en la calzada representa siempre un peligro para los conductores, y las consecuencias se miden en función de la velocidad a la que circulen los vehículos implicados. Por eso preocupa la frecuencia con la que el jabalí está entrando en la red viaria, en la que hasta el momento la mayoría de los siniestros se saldan solo con daños materiales.

jabalies_accidentes

Pero en Galicia no solo el jabalí es un problema en las carreteras. Si a los accidentes que provoca se suman los causados por el corzo, los datos se disparan. En los últimos diez años se han producido casi nueve mil accidentes por la irrupción de jabalíes y corzos en la calzada de las carreteras gallegas, los últimos anoche en carreteras de Begonte, un corzo, y de Castroverde, un jabalí.

El domingo es el peor día y las horas de más riesgo son entre las siete de la tarde y medianoche

Con la caída de la noche el jabalí sale a buscar su comida. Y atraviesa montes, caminos y carreteras. Entre las siete de la tarde y la medianoche se producen la mayoría de los accidentes de tráfico con estos animales de protagonistas, con una punta máxima entre diez y once de la noche, cuando se producen el 17 % de los siniestros. La falta de luz y el incremento de los movimientos de las manadas explican la accidentalidad con animales a esas horas. También puede coincidir con momentos de más intensidad de tráfico, en especial entre las siete y las nueve. Eso ocurre toda la semana, pero se produce con mayor claridad el domingo, sin duda el peor día para circular por tramos de carretera con riesgo de paso de fauna salvaje.

Los expertos encuentran una explicación para definir los domingos como el día de mayor riesgo en carreteras frecuentadas por jabalíes, también a esas horas de la noche. En esa franja horaria, en la que el jabalí se suele mover, se produce un repunte del tráfico en casi toda la red de carreteras con los conductores que regresan a sus domicilios habituales después de pasar el domingo o el fin de semana en las casas familiares o en segundas residencias.

 

Fuente: La Voz de Galicia

«Son necesarias as batidas porque hai superpoboación de lobos»

Recorda que aumentaron os ataques a gando e mesmo houbo cans entre as vítimas, polo que pide que se tomen medidas.

Francisco López Penela, presidente da Federación Galega de Caza en Lugo, é claro á hora de falar da situación do lobo na provincia: «Eu son un firme defensor do lobo e non quero que desapareza, pero a poboación ten que estar equilibrada e, nestes momentos, non o está».

lobo1

-¿Aumentou a poboación de lobos na provincia?

-Moitísimo. Son necesarias as batidas porque hai superpoboación de lobos, aínda que non dispoñemos de datos exactos. Hai unha década, falábase dun millar de lobos na provincia. Pero desde entón, os ataques a gando aumentaron moito. Dino as cifras oficiais, ás que hai que engadir as que non se saben, porque moita xente non presenta denuncia. E os ataques aumentaron porque hai máis lobos e hai tamén máis híbridos.

-¿Organizar batidas é a única forma de diminuír estes danos?

-Nós temos que axudarlles aos gandeiros. Aos cazadores non nos fai graza ningunha cazar o lobo. O que lle pedimos á Administración é que regule a poboación de lobos: se atopa outros métodos que non sexan as batidas, perfecto, pero creo que non os hai. Hai que ter en conta que o lobo non ten predadores, o único que pode regulalo é o home. Ademais, se non se rebaixan de forma regulada, a poboación de lobos pode sufrir danos se se empregaran métodos non selectivos, o que suporía exterminación desta especie, e iso non o queremos.

-¿Que zonas son as máis afectadas polos ataques de lobos?

-En toda a provincia se rexistraron ataques de lobos. Pero é necesario que os gandeiros denuncien cando sufran os ataques.

-¿Certos cambios no medio, como a diminución de corzos ou outras especies, poden facer que o lobo ataque máis ao gando?

-A principal causa dos ataques é que hai demasiada poboación de lobos e iso haino que controlar, dunha maneira ou doutra. De feito, estamos vendo comportamentos que ata agora nunca houbera, como ataques a cans. Hai uns días vimos tres lobos atacando a un can na zona de Quiroga, e íano desfacer vivo. O seguinte paso, se isto non se controla, poden ser os ataques a humanos.

«A cacería de Friol foi a primeira que se autorizou desde hai dous anos»

O mes pasado, a Xunta autorizou de maneira puntual unha saída de cazadores en Friol para abater un lobo, debido ao incremento de ataques a gando.

-¿Como resultou esa batida?

-Van dous grupos de persoas, en abanico, facendo ruído e afalando para acurralar ao lobo e dirixilo cara onde están as escopetas.

-¿Son necesarias máis batidas?

-Si. A de Friol foi a primeira que se autorizou na provincia desde hai dous anos, e foi para matar un só lobo. Pero non é suficiente, debería haber máis e autorizar a caza de máis exemplares. Aínda que, polo menos, con actuacións como a de Friol conseguimos escorrentar os lobos un tempo.

-¿Por que cre que aumenta a poboación de lobos?

-Porque non o deixan cazar. Ademais, é necesario máis axilidade. Cando finalmente se acaba autorizando unha batida, o lobo xa ten marchado. Batidas como as de Friol son necesarias, e agradecémoslle á Xunta a decisión porque é boa para os gandeiros; se actúa, a Administración terá sempre o apoio dos cazadores e dos gandeiros.

 

Fonte: La Voz de Galicia

 

“Mayor de Bosende” de Pedro Nieto, gañador en Frades

A pafoto_cparceasco2017sada fin de semana, 11 e 12 de marzo, tiña lugar no Tecor da Sociedade de Cazadores de Frades – A Coruña, o Campionato de Cans de Parada da Federación Galega de Caza en A Coruña.

Destacar a participación de 23 cans na xornada do sábado e 23 na do domingo, mostra do interese que esperta este campionato puntuable para o Campionato de España e con C.A.C.T.

Dúas intensas xornadas na que as razas Británicas acadaron as seguintes calificacións, sendo o setter inglés macho de nome “Mayor de Bosende” propiedade de Pedro Nieto González o que obtiña unha cualificación de 1º MB.

O setter inglés macho “Jay Uno do Estrume” propiedade de Iván López López obtivo unha cualificación de 2º MB. Cun 3º MB remataba en terceira posición o pointer macho “Brio” de Fernando Manso López.

Cada año mueren decenas de animales en Galicia con veneno traído de Portugal

La Consellería de Medio Ambiente va a cortar por lo sano con el veneno en los montes. Ni el plan para proteger las especies en peligro de extinción, como el oso pardo o el lobo, ni el propio Código Penal, que tipifica como delito el empleo no autorizado de venenos en el medio natural, estaban impidiendo una elevada mortalidad entre la fauna protegida e incluso entre los animales silvestres y domésticos que están presentes en ocasiones en el medio natural.

envenenamiento-perros-de-caza-melide-arzua-galicia

La Xunta aprobó en la reunión semanal del Gobierno la puesta en marcha de un plan para erradicar la utilización de cebos con sustancias tóxicas con el fin de frenar los envenenamientos, que según el Seprona han afectado en distintos grado a 475 animales en los últimos años, con resultado de muerte en 155 casos. La mayoría de ellos eran perros que tuvieron contacto con la estricnina, un producto altamente tóxico que está prohibido y que históricamente se utilizaba para acabar con pájaros, roedores y lobos que pusieran en peligro los pastos o la ganadería. Hay la sospecha de que el usado en los montes gallegos procede de Portugal.